JIMBO PHILLIPS

 El apellido que brilla en la cultura underground.

 * Txt por Pablo Barrera Calo*

English interview translated to spanish.

(©JIMBO PHILLIPS)

Jimbo nació con marcas de fuego, su nombre y apellido. Jim Phillips lleva el mismo nombre que su padre: Jim Phillips. Quien fue el ilustrador más importante de la década de los 70’ y 80’ en la escena del skateboard mundial. El hombre que creó la icónica “Scream Hand” para la marca de skates Santa Cruz.

Con el paso de los años Jim junior se convirtió en Jimbo, Jimbo Phillips. Un niño que nació en Santa Cruz, California (USA), dentro de un círculo familiar puramente artístico y una escena social donde, en los jóvenes, primaba el género musical punk con bandas de la talla de Social Distortion y Black Flag.

Jimbo, a corta edad, nunca dudo en trabajar junto a su padre, dibujar con él, aprender el oficio de ilustrador. Con todos los riesgos que eso implica. Una nueva marca de fuego, un posible acarreo de estilo puramente heredado de las mañas artísticas de su padre.

De joven, nunca dudo en subirse a un skate y “curtir” lo que para él es una manera de vivir. Un movimiento único que posee sus propios códigos, sus métodos deportivos y que atraviesa y reinventa ciertos parámetros establecidos por la cultura.

***

Como actual profesional del diseño gráfico, sus trabajos por pedido abarcan un amplio rango. Desde las bandas más under del punk rock californiano pasando por los cargados diseños del merchandising de skates hasta las principales y exquisitas marcas de surf. Siempre con su estilo característico, el cual deja ver por momentos ciertas influencias o detalles que han dejado los años de trabajo compartido con su progenitor.

Jimbo estuvo por primera vez en Buenos Aires, Argentina, exponiendo sus nuevas obras en el Centro Cultural Recoleta.

Entre anécdotas de sus comienzos en el dibujo y sus primeros pasos en el skateboarding, allá por los años 70′, compartí una tarde a puro punk rock días previos a su exposición. Así pude conocer un poco más a la persona que hay detrás de los diseños e ilustraciones más importantes de la escena underground mundial.

Además de ser un referente en el campo del arte de skate, ¿vos andas en skate?

Si, ando en skate. Comencé cuando tenía seis o siete años, en los años 70′, antes de que existieran los ollies. En esa época, andaba con una tabla que no tenía kicktail y con cruiser wheels. En esos tiempos se hacían muchos carvings y esas cosas.

Prácticamente, hace más de treinta y cinco años que ando en skate.

¡Wow, fue una gran época del skateboarding cuando comenzaste!

¡Sí que lo fue!, también pienso que en la actualidad el skate está viviendo un gran momento. Después, viví otra época, cuando yo era joven, donde estaban Duane Peters «The Master of Disaster», Steve Olson, The Bones Brigade, Lance Mountain, un tiempo de mucho punk rock. Pienso que en el presente hay grandes skaters que andan en vertical, pero no se comparan a los de esa época.

¿Cuál es tu truco favorito?

El ollie, es la base de todo, puedes hacer de todo con él. Ponete a pensar que, cuando yo era chico, el ollie era «El Ollie». Era la prueba más difícil y se la consideraba la más importante. Ahora los chicos le prestan más atención a los flips, flips 360º pero, mí prueba favorita y la que más me gusta hacer es el ollie. Me divierto mucho con ella. Además tiene muchísimas combinaciones, podes combinarla con algún borde, alguna baranda y muchas cosas más.

Street, skatepark, ramps, ¿qué lugar te gusta más para andar en skate?

Cuando era joven lo que más hacia era andar en rampas, transiciones. Ahora voy mucho a skateparks, a hacer un poco de flat y a disfrutar de los pools de cemento. Realmente me siento un poco viejo, ya que no hago muchos aerials como antes, prefiero tener las ruedas apoyadas en el concreto, pero me divierto mucho con los copings y haciendo carvings a la mayor velocidad que pueda obtener.

Bueno, pero básicamente, es una manera de andar como se hacía en los años 80′.

¡Sí, claro!, cuando me detengo a pensar me doy cuenta que me nunca dejé esa época, pero realmente la paso muy bien. Hago mis «líneas» a toda velocidad, voy de un lado al otro del skatepark de cemento y lo disfruto mucho. Es la manera natural de andar en skate, todo lo que vino después, son agregados. Por eso te hablo de líneas, porque al no haber «tricks», los que andamos en pools lo llamamos líneas.

¿Un skater favorito?

Es muy difícil, es como que me des a elegir solo un grupo de música. Viví muchas épocas del skate, pero si me dejas elegir más de uno puedo darte algunos nombres.

¡Claro que sí!, podes decirme los que más te gustaron de cada época, 70′, 80′ y 90′, por ejemplo.

Duane Peters, Natas Kaupas y John Cardiel. También no me quiero olvidar de Christian Hosoi y Steve Caballero.

Ya que mencionamos la música, decime tres bandas musicales que no pueden faltar en tu reproductor a diario.

Mi nueva banda favorita es «A Wilhelm Scream», es punk rock pero más técnico, con cambios de ritmo y esas cosas. También voy a elegir a Metallica por ser uno de los clásicos del «headbanging» y por ultimo elijo a Bob Marley, para los momentos «chilling».

¿Metallica en toda su carrera o alguna etapa en particular?

Si hago un balance general me gusta todo de Metallica, por varias razones, pero si tuviera que elegir alguna etapa en particular me quedaría con sus tres primeros discos: Kill ‘Em All, Ride the Lightning y Master of Puppets. También me gusta el último álbum que han sacado.

(©JIMBO PHILLIPS)

 

Te criaste en una familia de artistas, no solo del dibujo sino también de la música. Contanos brevemente como fue tu infancia y como influyó en tu carrera.

Yo crecí mirando películas viejas de terror, en blanco y negro, como Drácula, Frankenstein y Creature from the Black Lagoon. Todas películas clásicas que se hicieron antes de que existas los efectos especiales modernos. En ellas había mucha niebla y oscuridad, esas imágenes realmente influenciaron mucho en mí. También lo hicieron los comics books de aquella época, la revista MAD y sobre todo el skate. Yo no practicaba los deportes que realizaban los jóvenes en ese momento, yo andaba en skate, me expresaba físicamente con él.

Desde los años 90’ a la fecha el skate ha cambiado mucho, se ha vuelto más técnico y con trucos muy complicados. ¿Notaste algún cambio en lo que a ilustración se refiere desde esa época hasta la actualidad?

Si, obviamente, la computadora realizó un gran cambio en la ilustración. Cuando yo empecé a realizar gráficos skaters no había computadoras, todo el proceso se hacía a mano alzada o «freehand». Había que hacer muchas capas en el diseño, una capa para cada color. Uno terminaba de hacer el dibujo y al agregarle por arriba las capas se veía todo rojo, no podías ver como quedaba hasta que se imprima en la tabla. Luego lo veías impreso y decías: «bueno, si, está bien». Ahora con la computadora eso ya no es problema, vas agregando colores y mas colores y vas viendo el resultado final, es más fácil.

Lo bueno es que tenés más opciones y también podes arriesgarte a probar más cosas sin correr el riesgo de perder todo el trabajo.

¿De que skater fue el 1º pro model de tabla que realizaste, te acordás?

Si, fue el modelo de Christian Hosoi de la marca de skates Santa Cruz.

 ¡A bueno, ni más ni menos que Hosoi!

(Risas) Sí, recuerdo que estábamos en la fábrica de Santa Cruz y al grupo de dibujantes nos dicen que juntemos todos nuestros trabajos e ideas que estaba viniendo Christian para verlas. Él observó todo y finalmente eligió una obra mía. Fue un gran honor.

(©JIMBO PHILLIPS)

¿Cuál fue tu primera ilustración que realizaste de manera profesional?

La primera pieza con la que obtuve dinero fue una tira cómica que se llamaba Road Rash. Me pagaban 50u$s por ilustrar cada página. Esto me hizo click en la cabeza, me di cuenta que podía vivir dibujando y gracias a ello hoy estoy acá, charlando con vos.

Sobre tu método de trabajo, ¿generalmente la marca o el corredor te da la idea del diseño? ¿O sos vos el que propone la idea a ellos?

Ambas opciones. Usualmente el skater profesional está envuelto en la creación de la obra, reflexionamos juntos sobre como es él, sus características principales. Luego, en las tablas que no son «Pro Models», soy mucho más abierto, hago trabajos más radicales. Después están los casos donde el skater profesional no tiene idea de lo que quiere hacer con su modelo de tabla, entonces yo trabajo libremente y les propongo algún modelo bien «sick». Pero, en realidad, prefiero trabajar con una idea, alguna característica del skater, su personalidad y rasgos característicos. Luego estar unos días pensando en el grafico a realizar sobre su tabla.

 Contame un poco como es tu rutina de trabajo, ¿haces varios diseños simultáneamente o trabajas uno por uno?

No trabajo todo el tiempo en el mismo dibujo, realizo por lo menos, cinco o seis proyectos al mismo tiempo. Los voy haciendo por etapas. Tengo un día donde solo hago bocetos. Hago unos cuantos sketches sobre una idea, los hago a un lado y paso a dibujar otra idea. Luego se los muestro a la gente con la que trabajo y, si se aprueban, paso al siguiente nivel. Otro día hago las líneas finales, lo abandono unos días para hacer otros dibujos y luego vuelvo para realizar el entintado, los detalles y finalmente el color que me llevará dos o tres días aproximadamente. Muchas veces voy elaborando ilustraciones que están en distintas etapas entre sí. Otro factor determinante es la fecha límite para presentar un proyecto terminado, si eso no me limita, en general realizo varios gráficos al mismo tiempo. Tardo, a lo sumo, una semana o no más de dos en todo el proceso por cada obra.

¿Tenés amigos en Argentina?

Tengo algunos amigos que son de este país y nos comunicamos por la web. Uno de ellos, ya que antes hablamos de música, es Moncho,  el cantante de Minoría Activa, una banda que me gusta mucho y es Argentina. Tengo planeado encontrarme con él y otros amigos más en los días que estaré en el país y disfrutar un buen rato.

¿Algunos artistas argentinos que te hayan gustado o llamado la atención?

No tengo un nombre puntual, pero eh visto muchos trabajos de artistas argentinos y noté que hay mucho talento en este país.

(©JIMBO PHILLIPS)